Prensa : La valentía de un periódico

El Chugoku Shimbun apuesta por una verdadera cultura del papel. / Jérémie Souteyrat para Zoom Japón

De acuerdo con su experiencia, el Chugoku Shimbun ha abordado la cuestión con rigor y ha buscado aportar luces diferentes en medio del ruido mediático que este acontecimiento ha provocado. El tema relativo a los efectos de las radiaciones es un punto importante para el periódico ya que Hiroshima ha sido la primera ciudad víctima nuclear, tanto en una dimensión física (consecuencias para la salud de las personas sometidas a radiación) como en una dimensión moral (discriminación). El periódico también ha explorado diversas temáticas para abordar y aportar respuestas claras a sus lectores. “En 2016 publicamos una serie de artículos sobre las consecuencias de las radiaciones incluso a nivel muy bajo. Para ello, enviamos periodistas un poco por todo el mundo para recoger testimonios de personas contaminadas, reportajes en las regiones donde los ensayos nucleares han sido llevados a cabo o entrevistar a científicos”, declara Egusa Noritaka. Ésta es la razón por la que el periódico, se muestra muy prudente, crítica la política gubernamental favorable a la reapertura de las centrales nucleares. Está de acuerdo con la mayoría de los japoneses hostiles al relanzamiento del programa nuclear.
El Chugoku Shimbun quiere mantener su enfoque respecto al tema nuclear y la paz. Esto ha motivado el lanzamiento en 2008 del Hiroshima Peace Media Center que publica en cinco lenguas (japonés, inglés, chino, francés y ruso) artículos sobre temáticas afines, una vez más, para asegurar que la experiencia trágica de 1945 no se reproduzca jamás. “Es un compromiso diario que tenemos y al que nos debemos”, asegura el redactor en jefe. Además, cuando le pedimos que escoja el hecho más importante en la historia de su periódico, Egusa Noritaka cita la muerte de los 114 empleados muertos el 6 de agosto de 1945 por la bomba atómica. Volvemos siempre a este acontecimiento con el que Chugoku Shimbun conoció un segundo nacimiento. En el momento que se apresura a celebrar su 125 aniversario, el diario tiene que afrontar otro desafío, el de la despoblación. La cuestión de la revitalización de las regiones es un tema muy importante sobre todo porque las medidas anunciadas desde hace años por el gobierno no han dado frutos. “Las viejas medidas consistentes en construir estructuras para relanzar la actividad no funcionan. Lo mismo ocurre con las propuestas del gobierno encaminadas a subvencionar los colectivos locales que se lanzan a políticas inspiradas por las grandes ciudades. Esto no funciona aquí porque no tenemos la misma dimensión y la población está envejecida”, estima el director de la redacción. “A nuestro nivel, se trata de devolver a un primer plano las zonas amenazadas por el declive, estudiando lo que ha constituido su fuerza en el pasado y reaprendiendo a conocerlas. Esta proyección permanente tendrá como consecuencia llamar la atención sobre ellas y atraer quizás a personas más jóvenes y que quieran instalarse.” Egusa Noritaka es consciente de la influencia de su periódico a este nivel y está motivado para convertirlo en una herramienta al servicio de la población. Dice que eso va a necesitar mucha energía y coraje para conseguirlo. Dos elementos que, desde luego, no le faltan ni a él ni a su equipo.

Egusa Noritaka (en el centro) preside la reunión de redacción que tiene lugar cada día a las 17h. / Jérémie Souteyrat pour Zoom Japón

Odaira Namihei